Mercadillos de Navidad, una tradición que llena de luz, música y color cada rincón de Austria

Si vives la Navidad con entusiasmo, probablemente ya conozcas la tradición germánica de los mercadillos de Navidad. Un evento que durante 5 semanas reúne a propios y extraños en las principales plazas de ciudades de Europa Central y que en estas fechas se encuentra en su ecuador en Austria.

Los mercadillos navideños se generalizan en estas fechas en pueblos y ciudades de todo el país. Desde la capital, Viena, a los pueblecitos de montaña, donde la celebración gira en torno a la música y las iglesias, cada plaza se engalana con coquetas casetas o cabañas de madera, iluminación y decoración navideña, árboles de Navidad y en algunos casos, hasta belenes vivientes.

La belleza natural de Austria, la decoración y la nieve convierten cada rincón de Austria en una bonita estampa navideña. Por eso el país origen del sabor Asana es uno de los destinos turísticos preferidos por los amantes de la Navidad.

Una tradición medieval, más viva que nunca

La tradición de los mercadillos de Navidad austríacos tiene su origen en la Edad Media, cuando empezaron a organizarse para guarecer a la población y sobrellevar el invierno y el frío con alimentos y licores propios de la Navidad. Hoy en día, la tradición se mantiene viva en un país muy religioso, aunque muchos de ellos añaden a la liturgia espectáculos de cabaret, fuego, atracciones para los más pequeños o pistas de hielo.

La inauguración de los mercadillos de Navidad coincide con el inicio de la celebración religiosa del adviento, que abarca los 28 días previos a la Navidad y los 5 domingos anteriores al 25 de diciembre.

Dulces, villancicos, y regalos

Los creyentes se preparan en este periodo para la celebración de la Navidad y el nacimiento de Cristo. Y eso es lo que se hace en estos mercados navideños, en los que multitud de puestos venden dulces de Navidad, regalos, libros o artículos de decoración navideña mientras la gente disfruta de música en directo, villancicos y actuaciones o atracciones para los niños.

Los mercados de adviento o Weihnachstmarkt marcan el inicio de las fiestas de Navidad en Austria. En buena parte de las ciudades, como en Innsbruck, capital del Tirol y de los Alpes austríacos -origen del sabor de nuestros productos Asana BIO-, se prolongan más allá de fin de año. Y la decoración navideña se mantiene hasta después del Día de Reyes.

Austria ofrece infinidad de mercadillos de Navidad interesantes, pero nosotros tenemos nuestra selección. ¿Quieres conocerla?

5 destinos imprescindibles

Innsbruck ofrece al visitante 5 mercados con variados ambientes y público. Destaca el de Marktplatz, con su impresionante árbol de cristales de Swarovski, de 14 metros de alto. O el mercadillo del Casco Antiguo, en torno al Tejadillo Dorado, y el más tradicional de todos.

El paisaje de la montaña de cristal domina el mercado de María Teresa (Maria Theresen Straße) y el panorámico de Hungerburg, al que se accede a través de un funicular y que permite disfrutar de una impresionante vista a las montañas y sobre la ciudad

La bella Salzburgo celebra media docena de mercadillos, entre los que destaca su Christkindlmarkt, uno de los más antiguos de Austria. Alrededor de la catedral, acoge numerosos y vistosos puestos de venta y actuaciones de música coral e instrumentos de viento.

¿Sabías que el villancico Noche de Paz nació en Austria? Concretamente fue en 1818 en el pueblo de Oberndorf, 15 kilómetros al Norte de Salzburgo. Un hito histórico que le sirve para organizar un mercado de navidad idílico, en torno a la iglesia en la que fue interpretado por primera vez

Viena, como capital del país, ofrece multitud de mercadillos de Navidad, entre los que destaca, por su tamaño, el de Rathausplatz, que ofrece una amplia programación musical y talleres de pastas navideñas o velas para niños.

Gastronomía 100% ecológica

Al abrigo de la iglesia barroca de San Carlos y en la plaza del mismo nombre, se organiza uno de nuestros favoritos mercadillos navideños austríacos, ya que la gastronomía es 100% ecológica. ¡Como nuestros productos Asana! Artesanía tradicional, joyería artesanal y artículos decorativos de estilo rústico dominan el mercado instalado en los patios del Palacio de Schönbrunn.

La ciudad de Graz es un homenaje al adviento y a los mercadillos de Navidad que conviven en distintos puntos de la ciudad, ambientados con conciertos de música navideña. Como en otras ciudades, cada tarde sobre la fachada del Ayuntamiento de Graz se proyecta un enorme calendario de adviento que resulta fascinante. Más deslumbrante si cabe es el belén de hielo a tamaño natural que cada año se esculpe en esta ciudad.

Deja un comentario