Leche Desnatada

Si buscas una leche desnatada, pero no quieres renunciar al sabor de la leche de siempre, la leche desnatada ecológica Asana es tu elección. Nuestra leche desnatada BIO, la del envase rosa, cumple con todas las condiciones que buscan quienes siguen una dieta libre de grasas y calorías, y a la vez consumir alimentos producidos en armonía con la naturaleza.

En Asana obtenemos nuestra leche desnatada BIO en un proceso 100% natural, que empieza en ganaderías ecológicas situadas en las montañas de los Alpes. Se trata de pequeñas explotaciones situadas a orillas del lago Gmunden, donde las vacas pastan en libertad. Animales de raza alpina que se alimentan exclusivamente de pastos y beben agua pura de los manantiales alpinos para ofrecer una leche desnatada ecológica de un sabor insuperable.

La leche desnatada bio de Asana cuenta, como todos nuestros productos, con el Certificado Ecológico Europeo, un sello que garantiza que nuestras granjas respetan el ciclo de vida y reproducción natural de las vacas. El sabor diferencial de Asana se obtiene gracias a las condiciones naturales de las vacas Fleckvieh, que se caracterizan por producir una leche con un alto nivel de proteína y 120 miligramos de calcio en cada vaso de 100 ml.

El tratamiento y envasado de nuestra leche desnatada ecológica sigue procedimientos 100% respetuosos con el medio ambiente. El resultado es un litro de leche desnatada de la máxima calidad y sabor, presentado en un envase que conserva sus cualidades y ofrece etiquetas claras para el consumidor más exigente.

Leche desnatada ecológica de vaca

Información nutricional por 100ml

  • Energía 35 kcal 148 kj
  • Grasas 0,1 g
  • Grasas saturadas 0,1 g
  • Hidratos de carbono de los cuales azúcares 5 g
  • Sal 0,13 g
  • Proteínas 3,5 g
  • Calcio 120 mg (15% VRN)